Actualidad

Patentabilidad en la industria farmacéutica

  • 22 abril 2019
  • Articulos

Uno de los principales objetivos de una patente es recuperar la inversión realizada en el desarrollo de nuevas tecnologías. En consecuencia, al ser la industria farmacéutica y de dispositivos médicos un campo activo en innovación, resulta trascendente conocer qué invenciones son susceptibles de protección, así como los requisitos con los que debe contar una solicitud de patente.

De acuerdo a la Ley de la Propiedad Industrial (LPI) en México, una invención será patentable si es novedosa, inventiva y posee aplicación industrial; no obstante, hay que considerar que en México no son susceptibles de protección el material biológico y genético tal como se encuentra en la naturaleza; el cuerpo humano y las partes que lo componen; los métodos de tratamiento quirúrgico, terapéutico o de diagnóstico aplicables al cuerpo humano y los relativos a los animales. Respecto a éstos últimos, es resaltable que, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), como práctica local, acepta patentes relacionadas a usos médicos, siempre y cuando el uso no sea obvio para un técnico en la materia.

Por otro lado, es fundamental tener en cuenta que las reivindicaciones contenidas en una solicitud de patente determinan el derecho conferido, por lo que deben contener las características esenciales de la invención. Además, se debe garantizar que la solicitud contenga una descripción clara y detallada de la invención, que dé soporte a las reivindicaciones y permita a una persona con conocimientos en el área, reproducir la invención. En consecuencia, se aconseja incluir ejemplos mediante los cuales se demuestre la utilidad o ventajas de la invención.

Con el objeto de evitar algunas objeciones, y, por ende, disminuir el tiempo y gastos de tramitación, es altamente recomendable contactar con expertos en PI. Los expertos no solo guiarán al solicitante/inventor durante el proceso de redacción y tramitación de una solicitud de patente, sino que pueden brindar asesoría antes del inicio de un nuevo desarrollo.

 

Artículo publicado originalmente en la revista  El Innovador. 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en tus RRSS!

Introduce tu busqueda