Web Analytics

Actualidad

Acuerdo por el que se emite el Código de Ética en materia de Comercio Electrónico

  • 13 abril 2021
  • Artículos

El pasado 26 de febrero del presente año, se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo por el que se emite el Código de Ética en materia de Comercio Electrónico.

Este Código de Ética en materia de Comercio Electrónico establece los valores y principios que todo proveedor adherido deberá observar en las actividades relacionadas con el comercio electrónico, a fin de respetar y promover los derechos del consumidor, fomentar una cultura de consumo responsable, la promoción de los derechos humanos de los consumidores, la publicidad digital ética y responsable, la protección de grupos vulnerables y la autorregulación.

Se establecen los estándares mínimos, de manera enunciativa más no limitativa, tanto de las actividades comerciales que se realicen en medios electrónicos digitales, así como de los mecanismos de verificación de cumplimiento.

Es de adopción voluntaria y aplicable a las personas físicas y morales, nacionales y extranjeras que ofrecen, distribuyen, venden, arriendan o conceden el uso o disfrute de bienes productos y servicios, en las transacciones, efectuadas a través del uso de medios electrónicos digitales en el territorio nacional.

Asimismo, de adoptar el Código de Ética en materia de Comercio Electrónico, será obligatorio su cumplimiento y tendrá efectos vinculantes hacia el proveedor, por lo que éste se compromete a respetar que en todas sus actividades de comercio electrónico se cumplan los principios establecidos en el presente Código.

Aquellas empresas que ya cuentan con un código de ética en la materia podrán expresar su conocimiento de este código y tomarlo como referencia para igualarlo o ampliarlo.

Los proveedores deberán cumplir con lo estipulado en lo establecido en el presente Código a fin de conducirse con respeto y ética a las normas que rigen el desarrollo de sus actividades particularmente aquellas que supongan conflicto que se generen con los consumidores.

Por su parte, toda tienda virtual o plataforma de comercio electrónico tendrá la disposición de colaborar cuando los consumidores se vean afectados. Serán responsables por los servicios que ofrezcan, con el alcance especificado en sus términos y condiciones, los cuales deben ser claros, precisos y fácilmente accesibles. Deberá poner a disposición de los consumidores al menos lo siguiente:

  • Nombre comercial, marca, denominación o razón social, domicilio físico en territorio nacional, Registro Federal de Contribuyentes y números telefónicos, u otros medios de contacto;
  • Información sobre el procedimiento para la adquisición del bien, producto o servicio, señalando los apartados donde puede encontrar características y restricciones de los mismos;
  • Información al consumidor de su derecho a revocar su consentimiento respecto la transacción celebrada, sin responsabilidad ni justificación alguna;
  • Mecanismos de devolución, reposición o cambio de los bienes, productos o servicios;
  • Cuando ofrezcan garantías debe informar sobre el plazo de las mismas, el cual no puede ser menor al previsto en la Ley o las disposiciones jurídicas aplicables, así como las restricciones aplicables;
  • Mecanismos de solución para las reclamaciones o aclaraciones, incluyendo los días y horarios de atención;
  • Dar a conocer las restricciones de edad para hacer uso de la tienda virtual o plataforma de comercio electrónico;
  • El tratamiento que le dará a sus datos personales;
  • Términos y condiciones a que estarán sujetas las transacciones;
  • Métodos de pago y facturación fáciles de usar, implementando medidas de seguridad proporcionales a los riesgos relacionados con los pagos, incluyendo los que derivan del acceso o el uso no autorizado de datos personales, prácticas comerciales engañosas y el robo de identidad;
  • Costos totales en moneda nacional, incluyendo IVA, impuestos transfronterizos, costo de envío;
  • Comprobante de la transacción comercial, el cual deberá ser facilitado al consumidor por el mismo medio en que se celebró la transacción;
  • Los medios para obtener el comprobante fiscal o el comprobante de la transacción comercial y, en su caso, el procedimiento para solicitar la corrección de los mismos, cuando sea procedente y,
  • La forma de entrega incluyendo los costos, plazos y opciones de envío.

Los términos y condiciones estarán en idioma español y dentro de la tienda virtual o plataforma de comercio electrónico en un lugar visible y de fácil acceso para el Consumidor, y serán aplicables en todas las compras y servicios que se contraten en el portal electrónico de la tienda virtual o plataforma de comercio electrónico respectivo mediante los sistemas de comercialización que utilice en su sitio web. Estos, deberán contener al menos la siguiente información:

  • Condiciones generales o particulares de contratación aplicables en cada caso;
  • Plazo de vigencia de ofertas y promociones y,
  • Restricciones de pago o entrega, condiciones necesarias para la utilización o entrega y penalidades por cancelación

Además, la aplicación de los términos y condiciones se sujetará a lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Finalmente, las tiendas virtuales o plataformas de comercio electrónico deberán contar con mecanismos propios para solucionar los conflictos con los consumidores cuando exista algún incumplimiento a las obligaciones que se establecen en la Ley Federal de Protección al Consumidor, en la Norma Mexicana de Comercio Electrónico (NMX-COE-001-SCFI-2018) y en este Código.

Para más información o asesoría de nuestros expertos contacta a marketing@clarkemodet.com.mx

 

 

¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en tus RRSS!

Start typing and press Enter to search