Web Analytics

Artículos

Métodos alternativos de solución de controversias de propiedad intelectual

27 de junio de 2022

Derivado de la gran cantidad de controversias que surgen día con día, relacionadas con la aplicación y la interpretación de las múltiples normas, nacionales o internacionales, en materia de propiedad intelectual, se han impulsado esfuerzos tendientes a desarrollar y facilitar la solución de dichos conflictos, gracias a una amplia gama de mecanismos alternativos sin necesidad de recurrir a los tribunales judiciales.

Los Métodos Alternativos de Solución de Controversias (MASC o en sus siglas en inglés ADRAlternative Dispute Resolution) incluyen:

  • la mediación,
  • la decisión de experto y
  • el arbitraje

Y son las herramientas empleadas por el Centro de Arbitraje y Mediación de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (CAMOMPI)[1] para la solución de controversias en materia de propiedad intelectual, y ofrecer distintas opciones a las Oficinas de Propiedad Intelectual (OPIs), tribunales judiciales y otras entidades (que administran controversias en materia de propiedad intelectual) interesados en promocionar e integrar los procedimientos MASC a sus actividades.

Uno de los puntos más importantes a siempre tener en consideración, es la íntima correlación que existe con la normativa local vigente, pues es un componente central, no sólo para la implementación sustantiva y procedimental de estos mecanismos, sino para el éxito de estas medidas y, aún más importante, el beneficio directo de los usuarios que requieren de certeza en sus litigios comerciales.

Procedimientos.

Los MASC han cobrado mayor relevancia, pues ofrecen ventajas comerciales directas para los involucrados, los cuales no sólo se tazan en números, sino que permiten un servicio más personalizado pues contempla una gran variedad de esferas legales y sectores industriales[2].

Mediación.

La mediación es un “procedimiento en el que las partes en conflicto piden a un tercero neutral, el mediador, ayudarles a negociar una solución a su controversia de manera mutuamente satisfactoria[3].

La mediación tiene múltiples particularidades, una de las más importantes es la de ser un procedimiento voluntario, es decir, sólo podrá ser empleado si las partes así lo solicitan, esto es importante pues es gracias a esta particularidad que el único objetivo de los mediadores el de aconsejar, luego de haber escuchado los puntos de cada parte, mediante preguntas a que las partes logren alcanzar una solución que sea benéfica, tanto para sus intereses personales, como los comerciales.

En este caso, la mediación es especialmente adecuada en controversias en las cuales las partes se pueden beneficiar si comparten los derechos de propiedad intelectual objeto de la controversia, y desean preservar las relaciones comerciales existentes[4].

La decisión de Experto.

La decisión de experto es uno de los procedimientos más peculiares con los que cuenta el CAMOMPI pues se puede definir como “un procedimiento por el cual un conflicto técnico, científico o comercial entre las partes se presenta ante uno o más expertos para que emita(n) una decisión al respecto”[5].

En dicha tesitura, la decisión del experto será vinculante para las partes, a menos que éstas acuerden lo contrario. “La decisión de experto es adecuada para controversias que implican cuestiones técnicas, como la valoración de derechos de propiedad intelectual, la interpretación de las reivindicaciones de patentes y el alcance de los derechos cubiertos por una licencia[6].

En este tipo de controversias se requiere de una evaluación neutral temprana, pues ésta estará diseñada para facilitar la negociación entre las partes en una etapa inicial.

En este proceso, las partes presentarán su controversia al experto para una evaluación del resultado y de los costos potenciales en el caso de que la controversia prosiga en los tribunales judiciales.

La evaluación no vinculante del caso por parte del experto puede propiciar que las partes procedan a negociar para solucionar la controversia, lo cual aumenta significativamente los beneficios para los involucrados[7].

Arbitraje.

Como tercer MASC empleado por la CAMOMPI encontramos al arbitraje, el cual “es un sistema privado de adjudicación por el cual las partes acuerdan someter su controversia a un tribunal arbitral de su elección, y aceptar que la decisión del tribunal sea irrevocable y vinculante[8].

En una escala ascendente, el arbitraje es el nivel más alto y necesario cuando, habiendo pasado por los anteriores, las partes no logran solucionar por si mismas la diferencia y buscan una conclusión, tanto definitiva, como inapelable, a su controversia.

Además del arbitraje estándar, algunas instituciones ofrecen también procedimientos de arbitraje acelerado, “este es un procedimiento de arbitraje administrado con reglas diseñadas para que se lleve a cabo en un periodo de tiempo más corto y de manera más económica[9]. Conforme al Reglamento de Arbitraje Acelerado de la OMPI, un procedimiento de este tipo puede llegar a concluirse en tan solo cinco semanas[10]. El arbitraje acelerado también puede llevarse a cabo conjuntamente con la mediación o la decisión de experto.

Ventajas de los MASC.

Como se puede apreciar, los MASC constituyen una herramienta que cambia el paradigma de la impartición de justicia tradicional, tanto a un nivel territorial, como internacional, que día con día se convierten en piezas necesarias para poder acceder a un nivel de justicia en el que la voluntad de las partes, o la denominada Autonomía de las partes, hagan de sus acuerdos, pactos que acarren la fuerza legal de una determinación judicial y no sólo la de la palabra o la intención de querer cumplir con lo estipulado.

Los MASC representan diversos procedimientos que se desarrollan con múltiples y marcadas particularidades, estos persiguen un esquema y un fin único a la vez, pues gracias a la neutralidad jurisdiccional con las que se desenvuelven, mediante un conocimiento especializado e independiente de los involucrados se genera un ambiente particularmente simple que resulta benéfico a los intereses de las partes, lo que tiene aparejado una flexibilidad en su desarrollo que termina reduciendo tiempo y costos en comparación a la solución de controversias tradicionales.

En este orden de ideas es importante señalar que no sólo los tiempos y gastos sufren alteraciones, sino que uno de los puntos más sensibles como es la confidencialidad también se ve beneficiada, ya que al ser de un corte reservado, permite que los activos más sensibles, como lo son los de propiedad intelectual, sigan bajo un resguardo y un control de sus propietarios, lo que representa en un valor extra para cualquier compañía involucrada.

Otro de los puntos más interesantes al momento de analizar las perspectivas favorables de los MASC es la ausencia de recursos que se pueden presentar para intentar interponerse en su contra, pues a diferencia de las sentencias judiciales que pueden ser apeladas, los MASC, debido a que contemplen una voluntad implícita de las partes, no tienen la posibilidad de ser revocados pues sería ir en contra de la buena fe que contienen. Otros procedimientos de los MASC que pueden beneficiarse de la irrevocabilidad de los laudos arbitrales, por ejemplo, las soluciones producto de la mediación suelen ser acuerdos contractuales que pueden estar sujetos a un procedimiento judicial en el futuro. Para evitar este problema, las partes pueden recurrir a un procedimiento híbrido de MASC como el Med-Arb, o designar como árbitro a su mediador con el objetivo de registrar el acuerdo de mediación en un laudo por acuerdo de las partes.

Finalmente, teniendo en cuenta lo complicado que es la existencia de un programa de solución de controversias extra judiciales perfecto, existe la posibilidad de lograr la construcción de sistemas más propicios para la promoción, difusión y expansión de los MASC como alternativa eficaz de acceso a justicia de la población de cualquier territorio bajo la premisa de que los MASC elevan exponencialmente la ejecutabilidad de los acuerdos teniendo como resultado final el punto más relevante para cualquier involucrado, el de tener una solución directa a las controversias.

En ClarkeModet nuestros expertos cuentan con amplia experiencia en el asesoramiento de estas medidas a fin de lograr una estrategia personalizada y benéfica para el titular de los derechos. Si deseas analizar tus alternativas con respecto a estas medidas, no dudes en contactarnos a infomarketing@clarkem

[1] El Centro de la OMPI fue creado en 1994 como proveedor neutral, independiente y sin ánimo de lucro de servicios de solución de controversias. Se trata del único proveedor internacional de servicios especializados en MASC para controversias en materia de propiedad intelectual, y es la institución líder en administración de controversias en materia de nombres de dominio de Internet. El Centro de la OMPI administra procedimientos de mediación, arbitraje, arbitraje acelerado y decisión de experto de acuerdo con los Reglamentos de la OMPI. Cfr. Ignacio de Castro and Heike Wollgast, ‘Review of the World Intellectual Property Organization’s Arbitration and Mediation Center’, in: International Commercial Arbitration Practice (2017).

[2] Tabla contenida en: Tan, Joyce A, “Guía de la OMPI sobre los métodos alternativos de solución de controversias (ADR) para las Oficinas de Propiedad Intelectual y los tribunales judiciales”, WIPO, Singapur, 2018 p.23. Derivada de la Información contenida en: https://www.wipo.int/amc/en/center/caseload.html

[3] Ignacio de Castro and Heike Wollgast, “Review of the World Intellectual Property Organization’s Arbitration and Mediation Center”, in: International Commercial Arbitration Practice (2017)

[4] Scott H Blackman y Rebecca M McNeill, ‘Alternative Dispute Resolution in Commercial Intellectual Property Disputes’ (1998) 47 Am U L Rev 1709, 1713,

[5] Tan, Joyce A, Ob Cit, p.31.

[6] Disponbible y consultado el 8 de junio de 2022 en: https://www.wipo.int/amc/es/expert-determination .

[7] Cfr. Tan, Joyce A, Ob Cit, p.31.

[8] Margaret L Moses, “The Principles and Practice of International Commercial Arbitration”, segunda edición, Cambridge University Press, Cambridge, Inglaterra, 2012, p.1.

[9] Tan, Joyce A, Ob Cit, p.31.

[10] Disponible y consultado el 8 de junio de 2022 en: https://www.wipo.int/amc/es/arbitration/expedited-rules/index.html.

This site is registered on wpml.org as a development site.